Octubre 21, 2017

EN RESUMEN

Si queremos entender al mexicano debemos entender muy bien su historia. Se dice que la cultura mexicana interesa en el extranjero. La psicología del mexicano debe ser estudiada en todos los ámbitos, pero principalmente las altas esferas.


 

Estudiantes de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales recibieron la conferencia titulada Psicología del mexicano impartida por Rolando Díaz Loving, de la Unidad de Investigaciones Psicosociales de la UNAM. En este espacio que se llevó a cabo en el marco de las Jornadas Académicas 2016, el ponente expuso una visión válida, confiable y sensible de la personalidad de nuestra población desde una mirada bio-psico-socio-cultural.

Comenzando por entender el concepto de cultura como una conducta adaptativa de una comunidad, el concepto de la psicología del mexicano ha cambiado desde que recibió definiciones en los años 50. En sus inicios aparece el identificarnos como artistas del disimulo y depresivos según Octavio Paz, hasta ser una raza cósmica por la mezcla de diferentes corrientes culturales de acuerdo con Justo Sierra.

Las normas y creencias del mexicano siempre se han regido por la supremacía del padre, el auto sacrificio de la madre y la obediencia de los hijos. Por ello, y por acontecimientos históricos como la conquista de los españoles, por muchos años el mexicano se ha definido como una raza dependiente con tintes de inferioridad  – comentó el experto.

Bajo este contexto, otros filósofos han profundizado sobre el tema y se han percatado de esta inclinación y nos han definido como: seres con sentimiento de inferioridad según Leopoldo Zea; un ser accidental y desganado, de acuerdo con Emilio Uranga; y el Yo nacional como un Yo esquizoide, definido por Francisco González Pineda.

Al pasar los años, la psicología ha ido cambiando de acuerdo a su constante adaptación. Por ello, con fines de definir al Yo Mexicano, en los últimos años hemos hecho un estudio para entender la cultura de nuestro entorno. Una de las más grandes sorpresas que nos encontramos fue descubrir a un mexicano sumamente dependiente de su entorno social y capaz de medir el éxito con su capacidad de sentirse feliz, lo cual está muy lejos de asociarlo con el triunfo profesional – recalcó el investigador Díaz al explicar los resultados de su estudio.

De acuerdo a la investigación realizada por Rolando Díaz Loving y su equipo, El Yo Mexicano es:

Perfil Socio Afirmativo (el vivo retrato de Pedro Infante)

  • Alegre, amigable, sociable, simpático, amable y feliz.
  • Romántico, tierno, afectuoso y cariñoso.
  • Tranquilo, conciliador, sencillo, obediente y tolerante.

Perfil Moral (completamente todo lo opuesto a los siete pecados capitales)

  • Honrado, decente, leal, respetuoso, educado, sincero, recto, noble, bondadoso, limpio y generoso.

Perfil de la producción (características y acciones que se asumen porque de ellos depende la familia)

  • Ordenado, trabajador, puntual, cumplido, activo, eficiente, aplicado, inteligente, capaz.

El lado Oscuro de la cultura (todos conocen a alguien con un perfil de estos)

  • Conflictivo, incumplido, dominante, enojón, criticón, necio, rencoroso e impulsivo.
  • Amargado, apático, solitario y tímido
  • Melancólico, nervioso, ansioso y triste.

En definitiva estas palabras pueden mostrar algunas características de la psicología del mexicano: su personalidad, ambiente, motivaciones y valores, pero lo que se puede dar por hecho es que la sociedad mexicana ha vivido cambios constantemente y se ha ido adaptando poco a poco a los cambios que la globalización le exige. Pero sobre todo nunca ha perdido y perderá su calidez humana.

 

 

PDF

 

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *